Con el permiso de Chema Alonso. Voy a llenar un poco más mi carpeta con sus amenas, prácticas, útiles; y sobre todo MUY INTERESANES CHARLAS…Ya sé que sigo sin ser objetivo… Igual valdría la MÁXIMA: “EL QUE AVISA NO ES TRAIDOR”…. Había un anuncio que decía…. PRECAUCIÓN amigo conductor… AHHH…AMIGO NAVEGADOR…
Gracias apreciados profesionales…. tengo también otros cuantos por ahí… NO OS OLVIDO EH, y os sigo….
Un abrazo para todos¡¡Siempre adelante!!
También lo cojo de mi amigo Xabier Mitxelena: El mundo seguirá cambiando y, al igual que en las líneas de producción industriales los robots han cambiado las funciones y labores de los trabajadores en planta, parece que los programadores del futuro podrán apoyarse en la IA para mejorar calidad, tiempo de respuesta y “estandarización” de aplicaciones y sus líneas de código (en lugar de ser sustituidos….). Mientras tanto, carecemos del talento necesario para abordar las necesidades en las nuevas arquitecturas de desarrollo (microservicios) y su escalabilidad en el ámbito del Cloud. Formación y Capacitación continua son claves.
Si nos movemos al ámbito de la Ciberseguridad, sería esencial que dicha automatización futura tenga en el “Security by Design” un elemento diferenciador único. De momento, viendo los riesgos e incidentes que nos afectan de forma continua…….tal vez los Ciberdelincuentes ya están aplicando la IA para ser mas efectivos y seguir incrementando su éxito . Sus cifras de ingresos se han disparado y ya se pueden considerar como la TERCERA economía del mundo (los estudios hablan de costes de 6 trillones de dolares en este año 2021 y mas de 10,5 trillones para el 2025). Invirtiendo en Seguridad podemos convertir una parte importante de esos costes en un incremento de nuestros resultados empresariales.
En resumen, no creo que la IA sustituta la profesión del programador. Seguro que sus capacidades y funciones cambiarán, y podrá contar con herramientas y plataformas que den respuesta a las necesidades de funcionalidad, agilidad, calidad y seguridad de los desarrollos.
NOTA 5: La infrastructura de internet y sus dueños Por Marilín Gonzalo
NOTA 9. Caperucita y el lobo, por Chema Alonso