“TODO ESTO DE DARÉ”: DOLORES REDONDO

Para poder entender la obra, solamente, un vistazo a la contraportada del libro.

Decir si es una obra de misterio o costumbrista, sería, para mí un resumen muy sencillo. Los recursos literarios de la autora nos van dejando en los 47 capítulos una serie de tramas que creíamos fáciles de descubrir en un final trepidante.  Utiliza un paisaje idílico. Un caserón de los de antes. Con empleados modelo. Con amantes de la viticultura. Las desgracias de nuestro tiempo como las drogas. Un guiño a los desmanes de la iglesia en sus colegios y con sus alumnos. Las relaciones padres e hijos. Cómo conservar la estirpe. Los casamientos por interés. La utilización de los empleados como meros enseres de usar y tirar. Las relaciones de pareja: tradiciones y del mismo sexo. Las amistades. La profesionalidad de un agente del orden público que después de jubilado quiere resolver un misterio, más allá del mero interés profesional; llegando a primar la amistad que le hace descubrir la familia, mujer e hijas.

Hay frases y desenlaces que nos hacen pensar. Yo el libro lo habría titulado: “EL DOLOR DE LA INCERTITUMBRE”. El gran recurso lo coloca en el escritor, protagonista, que va narrando la historia. Pero yo, como siempre, me voy a quedar con un capítulo: EL CUERVO. Y con el personaje: el niño, sobrino de Álvaro, hijo del hermano pequeño y una relación que parecía tormentosa pero que se convierte en la alegría de esas familias de raigambre.

En definitiva, si os gusta el misterio, y la literatura. Os lo pasaréis bien. Es fácil seguir la trama y los personajes.