EL LIBRO DE LAS ILUSIONES, de Paul Auster

http://www.xlsemanal.com/firmas/20171009/juan-manuel-de-prada-4-3-2-1-libro-paul-auster.html

¡Cuánto he disfrutado con la lectura de novelas como LeviatánEl Palacio de la Luna o El libro de las ilusiones!

El último de las recomendaciones. Nuevamente los recursos literarios del autor nos van dejando las pistas de escritores que van narrando su historia que es la propia novela. Una desgracia parece que se cierne sobre el protagonista. La muerte como testigo inicial. Cae en una profunda tristeza. Pero sin embargo la risa en unas películas mudas le hacen revivir de nuevo. Encuentra en el protagonista del cine mudo de las mismas una ilusión. Escribe su historia. Otra Historia. Lo termina y se lo publican. Lo cierto es que este protagonista había desaparecido sin dejar rastro. Pero una vez que vuelve a su retiro recibe una serie de sorpresas. No ha muerto el actor del bigotito. Resulta que le quiere ver. Está casado y vive retirado. La persona que quiere que le vea se presenta en su casa. También tiene su propio libro sobre el artista. Le va detallando la realidad del artista. Sus cambios de nombre. Su desaparición. Sus nuevas películas. Llegan al lugar donde vive. Pero de nuevo la vida le juega otra mala pasada. Y lo malo es que la promesa de quemar todas sus nuevas películas le dejan poco tiempo para ver alguna de ellas.

Parece que nunca llega a tiempo, la obra de Héctor se va perdiendo poco a poco. No se queda para el funeral. Tiene todo planeado. Alma compartirá su ida con él. Se comunicarán por teléfono a la hora señalada. Pero de nuevo surge el maleficio diabólico. Cuando tiene todo pensado, hasta el despacho de su nueva compañía; una llamada que nunca llega. Un rollo de fax antiguo que llega con las noticias trágicas. Incluso su obra ha sido aniquilada. Incluidas las copias posibles de su ordenador. Una serie de llamadas a las autoridades y del abogado de Frida confirman lo inevitable.

Resume todo el libro que tiene en su mente y ha publicado. Cumple con el encargo de la obra sobre la traducción de Chateaubriand.

Al reanudar su vida, sigue pensando que Alma, en su inteligencia; además de salvar las primeras películas podría aver hecho lo mismo con las últimas: sacándolas de la residencia del rancho y haber hecho copias. Todavía vivía con la esperanza de recibir un sobre un día. O descubrir su existencia en alguna institución cinematográfica. O sus sucesores en la investigación de Héctor Mann. Pues ya se había creado una asociación de amigos del artista. Y cuando se reunían en su convención anual le invitaban.

Pero en su recuerdo todavía se le venían a su mente el último día de la vida del cómico. No se creía su muerte natural Frida, quizás, sabría la verdad.

Pero toda la vida de David volvía comenzar. Pero con esta obra quedan menos cabos sueltos y una vida por vivir. De ahí el LIBRO DE LAS ILUSIONES, que cuando se tienen se sigue vio. Y cuando se ha escrito se seguirá vivo mientras haya un lector que te recuerde.