RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL

Estoy leyendo una serie de artículos sobre la educación y la universidad. La discusión la quiero llevar a la práctica de lo que se enseña. Siempre se quiere ver la utilidad de los conocimientos que adquirimos. Incluso queremos ver cuáles son los objetivos de las instituciones de enseñanza. Y vamos más allá, por qué queremos “legalizar” todas las materias, su obligatoriedad, los currículos, las horas, los créditos, los exámenes, la oficialidad para el acceso a las determinadas profesiones, al funcionariado; incluso al mismo cuerpo de docentes. Se habla de corporativismo, de endogamia. Dicen, incluso, cómo una vez dentro del sistema, crecen los obstáculos para que se incorporen los nuevos si no cumplen unos requisitos establecidos por esas élites que ya están dentro y que defienden a capa y espada todos sus privilegios. Comentan sobre la gran separación entre las empresas y las universidades. Pero veo que hay empresas que crean sus propias universidades, y hay universidades que reciben suculentos estipendios de empresas.

En fin, yo a lo que iba. Acabo de resolver un pequeño incidente con una compañía telefónica. Estamos hablando de cinco euros. Cantidad insignificante, ¿no? Eso mismo me dijo la segunda persona de la compañía con la que hablé. Pues bien, el asunto parecía que estaba claro cuando se produjo el incidente: me habían concedido una bonificación mensual en un contrato. Pero como facturan por adelantado ese mes me cobran sin bonificación y luego me lo descontarían al mes siguiente. Se imaginan bien, el abono no llegaba. Me puse varias veces en contacto con ellos. No les quiero contar las odiseas con las distintas personas con las que hablé. Hasta que ¡¡por fin!! Di con una profesional como la copa de un pino. Nos entendimos y tengo resuelta la incidencia.

Conclusión: ¿en qué universidad van a enseñar a entender a los clientes y resolver sus problemas con el servicio que han contratado si no están satisfechos? Me dicen que hay tareas que solo se aprenden con la experiencia. Es más incluso como clientes tendremos o tendríamos que formarnos para saber tratar con las personas que nos atienden. Por lo tanto, no creo en generalidades, tan solo en los profesionales y en personas que saben relacionarse de manera educada, adecuada y comunicativa.

Dónde nos vamos a formar o informar para conseguirlo. En ello estoy.

ENTREVISTA / DAVID ROBERTS “La mayoría de universidades del mundo van a desaparecer”

http://economia.elpais.com/economia/2016/10/23/actualidad/1477251453_527153.html

NOTA 1: La directora del mejor colegio del mundo nos explica la clave del éxito educativo

NOTA 2: La educación debe formar ciudadanos, no empleados. Por Fernnado Savater

“La educación debe buscar la formación de ciudadanos, no de empleados. Personas no sólo con capacidades laborales, sino personas capaces de entender la sociedad”

NOTA 3: Cómo aprovechar el talento oculto en la universidad por Alberto Cagigas

Buen artículo. Basado en experiencias, según se cita. Estoy muy en la línea de las responsabilidades individuales de los profesionales-docentes, más allá de las instituciones, endogamias y jerarquías Con su permiso me lo anoto como referencia, si me lo permite. Un cordial saludo.

NOTA 4: Los recortes sientan bien a la educación pública, por el profesor Rallo