LAS REDES SOCIALES

Leo últimamente que muchos profesionales y famosos dejan las RRSS. Son una pérdida de tiempo, no hay fiabilidad, los insultos… Me suena a algo ya visto. Aquello de la zorra y las uvas. O el cuervo y el zorro

Luego vienen los profesionales del sector o que están en ello: ningún CEO sin su red. Cómo se va a comunicar: con empleados, clientes.

Pues nada, mi opinión es muy sencilla. Es una herramienta como otra cualquiera. Si te viene bien las usas y si no a la papelera. Que te vale para un negocio, pues eso, que te vale para conectarte con amigos, pues también.

Pero solo una precaución. Ya sé que se repite con demasiada frecuencia: te invade tu anonimato y de aquellos a los cuales los colocas con acto de buena voluntad. La seguridad y los bloqueos existen, pero también la herramienta del delincuente que buscará hacer o sacar tajada de lo que pueda. Más allá incluso de la suplantación.

Por lo tanto, como creo en la libertad y en la responsabilidad. Cada uno decidirá. Y si tienes dudas, un poco de formación. Y tener claro para qué la usas. Y revisa de vez en cuando si cumple tu objetivo. Siempre estás a tiempo de darte de baja. Pero la red es muy traicionera. A veces quieres entrar y no consigues los seguidores que quieres. Pero otras veces un desliz, y lo tienes para siempre. Por lo tanto, prudencia y responsabilidad.

Dar opiniones en las webs no es gratis, al menos, para la Agencia Tributaria. (Por Emilio Pérez Pombo)

NOTA 1: La dictadura de los “likes” por Lola Morón

NOTA 2: Cuando la sociedad es el tirano. De Javier Marías. John Stuart Mill, en su célebre ensayo “Sobre la libertad”