Xavier Ginesta señala en este artículo una serie de peculiaridades que ponen de manifiesto las señales que la pandemia ha dejado en algunos negocios.

En este caso nos avisan de la competencia de dos grandes fondos por hacerse con el futuro de este deporte y la diversión o el ocio que parecen ir de la mano. Y la digitalización y las criptomonedas. Y la competencia de todas estas actividades. Y los descomunales sueldos de los protagonistas.

Pero cuidado cuando se habla de inyección de fondos. Cuidado con los anticipos que no son ingresos. Cuidado con hacer bien las cuentas. Igual tenemos una quiebra técnica y no nos hemos enterado…

NOTA 1: Barca: lecciones para las empresas, por Xavier Marcet

NOTA 2. Por qué el BarÇa no está arruinado, por Joan Massons Rabasa