Primer reconocimiento “Valores constitucionales”

Parece que fue ayer. Uno tenía dieciocho años. No se da importancia cuando se tiene casi todo lo que cree necesitar. Ahora con tranquilidad me cojo el texto de LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA antes de acudir al acto de referencia de esta entrada. Suenan ecos de reformas. ¿Para qué y en qué puntos, encajes?. Hoy oigo unas declaraciones en las cuales se citan palabras como que cada generación debería refrendar LA CARTA MAGNA. Me quedo anonadado. Tengo la seguridad y certeza que muchos de los que opinan y gritan ni siquiera se la han leído.

Aquí solamente quiero dar las gracias a Tomás y a todos los integrantes de SECOT VALLADOLID por enseñarme esos VALORES que tan bien transmiten. Y la muestra está en estas palabras en la ceremonia de la entrega del premio VALORES CONSTITUCIONALES:

Y hasta aquí los datos macroeconómicos y llegados a este punto quiero dar las gracias en nombre de todos nosotros y del Gobierno de España, a D. TOMÁS FERNÁNDEZ DE LARRINOA, presidente durante muchos años de SECOT CASTILLA Y LEÓN, receptor del primer reconocimiento “Valores constitucionales” que queremos instaurar, en lo sucesivo, en este acto, tal y como acordamos los Subdelegados del Gobierno y yo misma en la Comisión de Asistencia celebrada en Zamora este mismo año.

Conocemos su magnífico trabajo de apoyo en el asesoramiento empresarial GRATUITO, a los emprendedores, que buscaban en su organización una fuente de información para sus proyectos y ha sido pieza clave en el ecosistema del emprendimiento de nuestra Comunidad.

SECOT (Seniors Españoles para la Cooperación Técnica), es una asociación, sin ánimo de lucro, referente en España y en Castilla y León, que guía a esos emprendedores, con distinta tipología de proyectos y toda clase de perfiles, para recibir los consejos de profesionales cualificados, voluntarios altruistas, que cuentan con un gran saber y experiencia para ayudarlos a poner en marcha sus negocios.

Sus delegaciones en Salamanca, Segovia, Soria, Burgos, León y Valladolid, se convierten en fuentes constantes del emprendimiento.

Gracias a vuestra ayuda generosa, muchas de esas personas, se han beneficiado de vuestro apoyo y han encontrado un camino para salir adelante, generando empleo y autoempleo, es decir, riqueza económica en nuestro país y en nuestra Comunidad.

Y hoy, hemos querido hacerte entrega de una carpeta con los símbolos del Estado español, reconocidos en la Constitución, como muestra de tu gran empeño y dedicación. Una persona desinteresada y comprometida (que fue también emprendedor dentro de SECOT al que le hizo crecer y desarrollarse en Castilla y León) que sabe reconocer la valía y el esfuerzo de aquellos emprendedores, que muchas veces se lanzan a una travesía incierta.

NOTA 1: Reformar la Constitución… por Fernando Savater