El operador gasista destaca que España puede aportar una red de infraestructuras ya desarrollada sin la necesidad de acometer grandes inversiones