Tenía que cerrar el 2020.  Sigue estudiando, sigue aprendiendo. No dejes de trabajar: eres un profesional, no un mercenario. Disfruta de un amor. De una amistad, de un vino, de un cava, de una buena comida. De un viaje. De unos instantes sanos. Sé cursi. Sé pedante. Sigue, sigue. Aunque tu mente esté quieta. O vaya de atrás adelante; o de adelante atrás. Sigue. Apréndete el método científico. Pero sigue. Te cansas, descansa. Sigue, no pares. Es un sueño. Has llegado. No: sigue, no pares.

A mí me gusta el las ruedas.

Las columnas más emotivas de David Gistau

NOTA 1: El verano de Gistau  por Carlos Malpartida