BITCOIN:

 

Explicaciones y lecturas que me llevan al tema. Están saliendo en la prensa continuos ataques a la moneda “virtual”. Yo solamente me pregunto. Si roban un banco ¿alguien pone en duda las monedas tradicionales?. ¿Si asaltan un cajero la culpa es del euro? Cuando se producen los robos de contraseñas bancarias, tarjetas de crédito,..¿Es el dólar el culpable? Como es un tema muy trillado en los que yo considero expertos o mis referentes, simplemente me limito a suscribir sus estupendos artículos.

BITCOIN (3 comentarios) Daniel Rodríguez Herrera donde nos deja bien claro los conceptos fundamentales:

  • La mejor definición, hasta la fecha: ENLACE

  • El amigo Daniel sigue impartiendo magisterio “Bitconiano”: ENLACE

  • Con esta última entrada: ENLACE Ya está completo el resumen del amigo Daniel.

Por el profesor Rallo. Al hilo de las crecientes acusaciones sobre la moneda (también dentro de su blog podemos encontrar más artículos sobre el tema, por ejemplo bitcoin y burbujas,…):

http://juanramonrallo.com/2014/02/en-defensa-de-bitcoin/

Y como uno está cansado de las continuas quejas sobre gobernantes y lo difíciles que somos con la navaja, parece, siempre entre los dientes, como bien cita Pérez Reverte: la excusa no nos sirve, http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/815/unamuneando/

Un joven empresario, que sigue avanzando, en este caso nos comenta sus impresiones, bien fundadas sobre el tema, Jordi Matamales:

En mi opinión, lo que ha pasado con MtGox, es lo que debería pasar siempre en un mercado libre y una economía sana, es decir, las empresas mal gestionadas deben morir para dejar paso a otras nuevas mejores, más eficientes, más seguras, más rentables, en definitiva, mejor gestionadas. No es de recibo un sistema donde se salvan “empresas zombie” porque se dice que son “demasiado grandes para caer” a costa de cargarse la economía real, la que genera bienestar de verdad. Para evolucionar unos tienen que morir y otros deben nacer y crecer, así funciona la naturaleza y funciona muy bien. Ahora algunos afectados por MtGox y otros usuarios de “criptomonedas” piden a gritos que alguien haga algo, que se tomen medidas, que se regule, lo de siempre cuando pasa algo gordo… Lo siento pero no. Ya esta bien de llorar a papá estado, por lo menos yo no necesito a una niñera y el que la necesite mejor que esté bien lejos de Bitcoin. La economía de Bitcoin es para gente madura y seria, el que invierte debe asumir los riesgos y aceptar las consecuencias. Lo de MtGox era una estafa en toda regla, un esquema Ponzi de manual y la ley japonesa deberá caer sobre sus administradores cuando se demuestre su mala praxis en la gestión de esta empresa. Para los inversores, lo siento mucho, las inversiones tienen un riesgo, aunque espero que puedan recuperar al menos parte de su dinero. Por otra parte, algunos afectados pedían un rescate por parte de la fundación Bitcoin para poder recuperar su dinero. ¿A caso la fundación Bitcoin recibía parte de los beneficios cuando ellos compraban y vendían en MtGox? No! La fundación Bitcoin se financia con donaciones de toda la comunidad para promocionar Bitcoin e incentivar a los desarrolladores, no veo porque deberían gastar esas donaciones en este cometido.

Yo nunca me atreví a poner ni un euro en MtGox, había ciertos indicios desde hace mucho tiempo de que algo no iba bien, problemas para retirar los depósitos, problemas de seguridad, falta de transparencia, eso sí, la gente estaba encantada con el arbitraje, compro en otra casa de cambio a 600 y vendo en MtGox a 800!!! Negocio redondo. Ahora el que se beneficiaba de esta práctica debe aceptar los riesgos que conllevan tales operaciones. El que tenía el dinero en MtGox no nos engañemos, en gran medida era un especulador puro y duro, aunque nunca se puede generalizar.

Con todo esto, no estoy diciendo que no se deba regular absolutamente nada, simplemente creo que ya tenemos leyes y las entidades necesarias para hacerlas cumplir y proteger al consumidor. No es necesario ahogar la innovación con mucha más regulación, lo que hay que hacer, es distinguir entre el consumidor, que debe ser protegido y el inversor, que debe aceptar el riesgo y vigilar donde invierte a cambio de los potenciales beneficios. No quiero que en esta innovación en el campo económico se cometa los mismos errores vividos durante la crisis, rescatando empresas que debían haber desaparecido y tampoco quiero que se regule desmesuradamente, pues eso podría frenar la innovación y la creación de nuevas y mejores empresas.

En el ecosistema de Bitcoin y las otras “criptomonedas”, cada uno tiene que ser responsable con su dinero. Aunque ahora ya empieza a haber servicios de terceros bastante seguros y recomendables, de momento, lo mejor es ocuparse uno mismo de guardarlo, pero eso requiere de algunos conocimientos. Para solucionar este problema, ya se están desarrollando soluciones para que en un futuro muy cercano cualquiera pueda almacenar sus “criptomonedas” de forma sencilla y muy segura. Por ahora, mis bitcoins me los guardo yo y repartidos en distintas carteras virtuales, algunas de ellas almacenadas en frío, es decir, desconectadas de internet y siempre utilizando contraseñas fuertes, de más de 20 caracteres, mezclando mayúsculas, minúsculas, números y otros símbolos (ej: OvSym?|>:QFLy@tS+”GBc5Wub) y todas ellas guardadas en un buen gestor de contraseñas. Esta complejidad para garantizar la seguridad es sólo temporal y también hay que tener en cuenta que no tiene sentido utilizar tantas medidas de seguridad para almacenar pequeñas cantidades de dinero. Esta tecnología todavía está muy verde, pero avanza muy rápido. Este mismo año tendremos herramientas mucho más amigables para el usuario no técnico que permitirán a Bitcoin extenderse, tal y como los primeros navegadores modernos provocaron la popularización de internet al ofrecer un modo sencillo de navegar por la red.

Como hemos podido observar, aunque la caída de MtGox es al Bitcoin lo que representaría la quiebra de JP Morgan Chase para el dólar, a pesar de esto y de la clara burbuja que había en el precio y de otras malas noticias, Bitcoin sigue ahí. Parece ser que está aquí para quedarse. Ha sufrido ya varias burbujas, varias caídas y Bitcoin siempre se vuelve a levantar. Mi opinión es que simplemente no se puede destruir una idea. Pueden prohibirlo, pueden intentar pararlo y lo pueden atacar, pero algo que ya ha sido inventado no se puede “desinventar”. Bitcoin no es una simple moneda, es una evolución del sistema económico entero, como lo fue el teléfono respecto al telégrafo o los ordenadores respecto a las máquinas de escribir. Es la evolución natural de la economía en una sociedad plenamente conectada e informatizada. No estoy seguro que Bitcoin vaya a sobrevivir, de lo que sí estoy seguro es que la tecnología subyacente sí sobrevivirá. Cualquier tecnología suficientemente disruptiva y que sea claramente superior siempre termina triunfando. Cada vez que se produce un gran avance tecnológico es primero repudiado, ignorado, ridiculizado y abrazado por unos pocos. Pasó lo mismo con la máquina de vapor, el motor de explosión, la imprenta, el telégrafo, el teléfono, la radio, la televisión, los teléfonos móviles, los ordenadores, internet, los teléfonos inteligentes, las tabletas. Todas estas innovaciones tuvieron al principio muchísimos detractores. Eso ocurre porque al principio no se entienden, y por lo tanto es difícil comprender que son mejores y sus beneficios, además, mucha gente es reacia al cambio aunque sea para bien. Me encanta leer citas de algunos personajes de la historia ridiculizando o desacreditando inventos que luego han cambiado la sociedad por completo.

“El iPod nunca despegará”, Alan Sugar, fundador de Amstrad, en 2005.

“¡500 dólares! Es el teléfono más caro del mundo y no tiene teclado” Steve Ballmer, ex consejero delegado de Microsoft hablando del primer iPhone.

“No hay necesidad de tener un ordenador en cada casa”, Ken Olsen, fundador de Digital Equipment, en 1977.

“La TV no durará porque la gente se cansará rápido de pasar todas las noches mirando una caja de madera”, Darryl Zanuck, productor de la 20th Century Fox, en 1946.

“Nunca se fabricará un avión más grande que éste”, un ingeniero de Boeing, al ver el Boeing 247, con capacidad para 10 pasajeros, en 1933.


“Nadie va a necesitar más de 640 Kb de memoria en su PC”, Bill Gates, en 1981.

“Los estadounidenses necesitan el teléfono. Nosotros no. Nosotros tenemos mensajeros de sobra”, Sir William Preece, director del la oficina británica de Correos, en 1878.

“Se acabará demostrando que los rayos X son un timo”, Lord Kelvin, presidente de la Royal Society, en 1883.

Yo añadiría lo recientemente dicho por el señor Warren Buffet sobre Bitcoin:

Aléjense de la Bitcoin, es un espejismo.”

No hay más ciego que el que no quiere ver. Parece que no aprendemos de la historia. Todos ellos se equivocaban, igual que se equivocan ahora.

Malas noticias aparte, también hay otras muy buenas. Cada día más empresas empiezan a aceptar Bitcoin, algunos países ya están creando un marco legal para las “criptomonedas” o simplemente ya han dicho que son legales. Se están creando gran cantidad de nuevas empresas. En los próximos meses se instalarán 100 cajeros de Bitcoin sólo en España!! En Barcelona ya tenemos el primero.

Más detalles y una opinión certera de Jordi en el mundo “bitconiano”

Hablo de regulación y quiero matizar y argumentar mi postura. Creo que Bitcoin debe apartarse totalmente del modelo económico actual, es decir, tenemos un modelo centralizado y muy estrictamente regulado. Hasta ahora las grandes entidades centralizadas tenían mucho sentido puesto que resultaban mucho más eficientes y ofrecían “confianza”. Juntamos a un montón de trabajadores en un mismo sitio y así creamos una gran empresa mucho más eficiente que 20 empresas separadas. Esto era así hasta ahora, pero las reglas del juego han cambiado, ahora tenemos internet y esto es un cambio con implicaciones muy profundas. Gracias a internet se pueden crear pequeñas empresas “superespecializadas” pero que pueden vender a un mercado global como si de una multinacional se tratara. Con este nuevo modelo de negocio conseguimos empresas mucho más eficientes aún. De hecho la tendencia a deslocalizar, subcontratar servicios, etc, etc, está a la orden del día, y mucho más que vendrá. Resumiendo, creo que nos dirigimos a un nuevo modelo de empresas más pequeñas, muy especializadas y globales. ¿Y que tiene que ver todo esto con Bitcoin? Pues bien, ya tenemos un idioma global, una red de comunicaciones global, así que nos falta una verdadera moneda global para que este nuevo modelo no quede cojo. Ninguna moneda controlada por un estado o un pequeño grupo de ellos podría ser una moneda global de verdad. En cuanto a la regulación, es evidente que una moneda global no se puede regular de la misma forma que las monedas controladas por bancos centrales, más aún cuando su emisión está controlada por algoritmos matemáticos y es totalmente descentralizada. Ya no vivimos en el siglo XIX, en los países del primer mundo casi todos sabemos leer y escribir y muchísima gente sabe como usar un ordenador, internet… La altísima regulación tiene sentido en una sociedad analfabeta incapaz de cuidar de su dinero. Debemos dar un salto como sociedad para pasar a una economía menos regulada donde cada individuo se preocupe más y mejor de su dinero porque ahora ya tenemos las herramientas. Bitcoin propicia este nuevo modelo. Por eso, soy partidario de que se proteja al consumidor, que al fin y al cabo sólo quiere adquirir bienes o servicios y se deje libre al inversor que debe aceptar los riesgos. Esto nos llevará a un punto dónde tendremos inversores de verdad, gente que se preocupará de analizar bien sus inversiones, de exigir auditorías, etc. Hasta ahora esto no era posible porque en una empresa las cuentas no son transparentes, las auditorías son caras, sólo las grandes empresas se lo pueden permitir, pero aquí Bitcoin vuelve a sacar pecho, puesto que auditar la cadena de bloques es algo extremadamente sencillo en comparación. Incluso una micropyme podrá rendir cuentas a sus inversores proporcionándoles sus direcciones públicas en la cadena de bloques. Necesitamos empresas innovadoras, transparentes, pequeñas (en tamaño no en facturación) y muy eficientes.

Si tenemos pequeñas empresas muy especializadas y globales que usan una moneda global y que son muy transparentes y fácilmente auditables para generar confianza y seguridad en los inversores, digo yo entonces que deberíamos disponer de un sistema de financiación global. Para que necesitamos pedir dinero a un banco si podemos pedirlo directamente a nuestros potenciales clientes o a grandes y pequeños inversores de todo el mundo, realizando además el mejor estudio de mercado posible, es decir, si el producto/servicio no gusta no se va a financiar, si por el contrario el producto gusta no sólo consigues financiación sino que además ya tienes a tus primeros clientes. Queda claro que Bitcoin habilita la posibilidad de una economía verdaderamente global. El boom del “micromecenazgo” y las “microinversiones” ya ha empezado sin Bitcoin, Kickstarter y Indiegogo son dos buenos ejemplos y ahora no se verá más que potenciado.

También hablaba de burbujas en el precio. Aquí quiero puntualizar que no creo que Bitcoin se encuentre ahora mismo en una burbuja, precisamente se acaba de pinchar la última. Bitcoin sigue ciclos que se van repitiendo a medida que más y más gente va entrando en su ecosistema. Cada x meses aumenta exponencialmente el número de usuarios e inversores provocando temporalmente burbujas en el precio que luego pinchan y se estabiliza el precio durante unos meses hasta que una nueva ola de gente entra empujada por los medios de comunicación, el boca a boca o vete a saber que. Estoy totalmente de acuerdo con el artículo que me mandaste donde se expone que el precio del Bitcoin está directamente relacionado con su uso o desuso. A mayor uso, más usuarios y por lo tanto mayor precio debido a una oferta limitada y una mayor demanda. A menor uso todo lo contrario. Eso no significa que temporalmente Bitcoin no viva burbujas especulativas en el precio porque creo que es más que evidente que sí.

Hablaba también de que la tecnología que sustenta la red Bitcoin sobrevivirá y triunfará. Mi argumento era que Bitcoin es claramente superior. Ya hemos analizado como Bitcoin permitirá un cambio económico global, veamos en que más es muy superior y porque representa una evolución del sistema económico actual.

-Costes: Transferir dinero en Bitcoin es mucho más económico que hacerlo con dinero fiat y además el precio es el mismo para 0,001€ que para 1.000.000€. Esto tiene enormes implicaciones, sin duda potenciará aún más el comercio internacional, también beneficiará a los millones de personas que envían dinero a sus familias en sus países de origen, pero tiene una implicación mucho mayor, ofrece un nuevo modelo para monetizar las empresas de internet. Muchísimas empresas de internet se sustentan en la publicidad. La publicidad no gusta mucho al usuario, pero sabe que debe aceptarla o de lo contrario debería pagar un alto precio por consumir información. Nos encontramos con el siguiente dilema, a muchas empresas les gustaría cambiar su modelo basado en los ingresos de la publicidad a otro basado en que sus usuarios paguen cantidades muy pequeñas por consumir/utilizar sus servicios. Esto no era posible hasta ahora porque las comisiones en las transacciones online superarían casi siempre el importe que debería pagar el usuario. Gracias a Bitcoin y el bajo coste de sus transacciones este nuevo modelo pasa a ser viable y tengo constancia de que varias empresas ya lo están probando. Esto podría suponer una revolución de “micropagos”. Además, no sólo las empresas de internet se beneficiarán, se me ocurre por ejemplo que en las máquinas expendedoras no se puede usar tarjeta debido a la comisiones. Otro problema solucionado, con Bitcoin podré pagar cómodamente con mi móvil en cualquier máquina expendedora y seguro que podríamos encontrar mil ejemplos más de casos prácticos. Otra ventaja de Bitcoin es que aceptar pagos no requiere de caro hardware especializado, solamente un ordenador, teléfono móvil o tableta. Implantarlo en cualquier punto de venta es muy sencillo y cualquier persona puede aceptar pagos de la misma forma. Creo que ya va siendo hora de dejar aparcado el anticuado e incómodo dinero en metálico, que se puede perder, romper o te lo pueden robar y encima ocupa espacio, pesa y se tiene que transportar.

-Velocidad: Hacer una transacción de una cuenta española a una alemana por ejemplo tarda dos días laborables de media… ¿Es una broma? Vivimos en la era de los ordenadores y internet, no puede ser. Ya no digamos mandar una transferencia a Japón, que puede tardar 7 días o más. Pues bien, con Bitcoin tenemos transacciones prácticamente instantáneas a cualquier parte del mundo de cuenta a cuenta, nada de intermediarios.

-Seguridad: Sé que después del goteo constante de noticias que parece dejan en entredicho la seguridad de Bitcoin, parece raro, pero debo decir que en mi mente no puedo concebir nada más seguro. La red Bitcoin es a prueba de balas y no se ha conseguido vulnerar, el problema real son los servicios que se construyen sobre esa red. Imagina que de un banco a otro transportamos el dinero en tanques blindados pero cuando llegamos a la puerta del banco dejamos el dinero en la entrada y nos largamos… Pues justamente eso es lo que sucede, que la primera ola de empresas que crean servicios sobre la red Bitcoin han pagado la novatada y han sido un desastre en seguridad. Pero tengo buenas noticias, una nueva ola de empresas está surgiendo y estas si que son muy seguras, porque las que no lo son, como MtGox, son pirateadas y quiebran y habrá una tercera ola de empresas más seguras y una cuarta…

-Descentralizado y democrático: No hay un punto central de ataque, la única forma de acabar con Bitcoin sería desconectando internet. Evidentemente si se puede prohibir, pero eso no garantiza su desaparición. Muchas drogas también están prohibidas y tienen millones de usuarios y mucha abundancia. De todos modos, aunque algunos países lo prohiban, hay muchos países en el mundo y eventualmente los que renieguen ahora de las “critpomonedas” terminarán aceptándolas a regañadientes si quieren ser competitivos internacionalmente. Los países mas democráticos deberán abrazarlas o la imagen de sus políticos podría quedar dañada puesto que Bitcoin representa a la verdadera democracia. Es un sistema libre, abierto, transparente, donde todo el mundo puede decidir si quiere participar o no, todo el mundo tiene a priori las mismas oportunidades, no se discrimina a nadie, todos pueden crear sus propias alternativas, cada uno es remunerado según su “cantidad de trabajo”, etc, etc y no se puede cambiar nada en el protocolo si no es aceptado por la gran mayoría. No puedo imaginar nada más democrático.

-CAD: Bitcoin es la primera Corporación Autónoma Descentralizada que ha creado la humanidad. Es una corporación porque tiene sus trabajadores, los mineros, sus inversores, los que invierten en bitcoins a la espera de que suba el precio o simplemente porque creen en esta tecnología, e incluso su “cúpula directiva”, los desarrolladores de Bitcoin y la fundación Bitcoin. También tiene sus clientes, los que compran bitcoins para realizar pagos con ellos o en un futuro guardar sus ahorros. Es autónoma porque las reglas del juego están previamente establecidas y está gobernada por un conjunto de algoritmos matemáticos. Alguien creó el protocolo lo lanzó a internet y ha sobrevivido por sí sólo. Es descentralizada porque la red Bitcoin esta distribuida por todo el mundo en miles de ordenadores.


En los próximos años veremos una explosión de nuevas CAD. Algunos ejemplos de otras CAD son Namecoin, Bitcloud o Keyhotee. Cualquier negocio que se pueda codificar en lenguaje de programación se convertirá en una CAD. De pronto tendremos miles de empresas automáticamente gestionadas que pagarán religiosamente a sus “empleados” e “inversores” sin cometer nunca fraude alguno, puesto que las matemáticas a diferencia de nosotros carecen de intereses personales y estará todo basado en código libre. Puedo imaginar por ejemplo un BitTube competencia de Youtube cuyos inversores comprarán tubecoins y para subir un video a la cadena de bloques deberás pagar una pequeña cantidad de tubecoins. Los videos más vistos recibirán a cambio una gran cantidad de tubecoins, los menos vistos una menor cantidad y así sucesivamente. Los anunciantes que quieran añadir publicidad antes de un video deberán pagar tubecoins. Los tubecoins que paguen los anunciantes se repartirán entre los creadores de contenido. Todo este comportamiento será automático y estará embebido en el código fuente de la CAD. De pronto tenemos un Youtube, incensurable, descentralizado, cobrando y repartiendo dinero de forma totalmente automatizada y confiable. No hace falta decir que por encima de este nuevo protocolo podrían crearse miles de servicios. Por ejemplo distintas páginas web donde filtrar y mostrar los vídeos guardados en la cadena de bloques de BitTube, algunas de ellas muy especializadas. Canales de TV en internet basados en la cadena de bloques, etc. Con esta tecnología podemos crear empresas con un funcionamiento 100% automatizado, transparente y previsible. Pero esto no es todo, lo realmente espectacular llegará cuando seamos capaces de utilizar algoritmos de inteligencia artificial para programar una CAD, pero esto ya se escapa de mi imaginación, aunque no creo que falten más de veinte años para verlo. Quizá incluso menos.

Los desarrolladores de Bitcoin están trabajando en la próxima versión de Bitcoin que incluirá cosas tan interesantes como contratos inteligentes, propiedad inteligente y otras nuevas funcionalidades muy muy interesantes. Esto permitirá casas de cambio descentralizadas, bolsas de valores descentralizadas, servicios de notaría descentralizados, entre otras muchas innovaciones. Por este motivo me refiero a que Bitcoin no es sólo moneda, sino todo un sistema económico paralelo al centralizado que tenemos ahora más evolucionado al ser descentralizado y eliminar la necesidad de intermediarios comisionistas.

-Transparente: Como decía, la cadena de bloques es fácilmente auditable. Es un registro totalmente público de absolutamente todas las transacciones de bitcoins que han habido y que habrá, que utiliza un sistema de seudónimos para garantizar la privacidad de sus usuarios. Cada “criptomoneda” tiene su cadena de bloques, es decir su registro de todas las transacciones.

-Información de la economía a tiempo real: Esto ya salió en una conversación que tuvimos en Valladolid. Una gran ventaja respecto al sistema actual es que Bitcoin se puede analizar a tiempo real. Eso significa tener información sobre la economía a tiempo real y con la garantía de ser información 100% verídica y transparente. Supongo que a los economistas más pragmáticos y menos teóricos esto os va a encantar.

Podría seguir un buen rato, pero creo que estos son los puntos más importantes. Básicamente la conclusión es que Bitcoin es una red de transferencias y los bitcoins moneda por y para la era de internet. El dinero y los sistemas de pago existentes nacieron en un mundo sin internet y no están pensados ni preparados para el siglo XXI, Bitcoin sí. Internet revolucionó y democratizó el acceso a la información, toca ahora que las “criptomonedas” revolucionen y democraticen la economía y las finanzas. Hoy en día más de la mitad de la población mundial no dispone de acceso a servicios bancarios, gracias a las tabletas y teléfonos inteligentes, a internet y a las “criptomonedas” en unos años esto va a cambiar radicalmente.

Juntemos todo lo anteriormente expuesto con las nuevas tecnologías en desarrollo de impresión 3D cuando estén maduras y podré decir que:bienvenidos a la tercera revolución industrial. Con tecnología cada vez más barata, el conocimiento cada vez más libre y difundido y un sistema económico verdaderamente global nada impedirá que en unos años le pueda comprar un diseño de zapatillas a un congoleño a través de internet, pagando con bitcoins e imprimirlo en mi flamante nueva impresora 3D multimaterial. ¿He dicho unos años? Me he colado, esto ya es posible hoy mismo aunque la impresora 3D multimaterial es carísima, los materiales poco flexibles y caros para unas zapatillas y pocos congoleños dominan diseño en 3D. Ya se sabe, toda tecnología necesita madurar y todo esto esta muy verde pero apunta muy alto. Aunque lo que he escrito es sólo mi humilde opinión y soy muy joven, con mucho que aprender aún y puedo equivocarme, tengo una intuición. Creo que por ahí van a ir los tiros. Tiempo al tiempo.

Y ya sabéis amigos: que la inspiración y vuestra imaginación, con vuestras ansias emprendedoras os pillen trabajando; o al menos que os dé tiempo a escribirlo por si alguien quiere coger el testigo y llevarlo a la práctica.

NOTA 1: El bitcoin y las criptomonedas, por Xabier Alcober

NOTA 2: Legislación española posible

NOTA 3: Una empresa española la primera del mundo en constituirse en bitcoins

NOTA 4: Bitcoin e IVA

NOTA 5: El Banco de Santander está investigando cómo le afecta el bitcoin

NOTA 6: Hacienda lo reconoce como moneda

NOTA 7: Se puede pagar con bitcoins en la milla de oro de Madrid

NOTA 8: ¿Se puede constituir una sociedad con bitcoin?

NOTA 9: Teoremas regresivos del dinero por el profesor Rallo

NOTA 10: Los “colaus” no son como el bitcoin por el profesor Rallo

NOTA 11: La calidad del dinero no viene determinada por el nivel de su precio, sino por la estabilidad de eses precio. Por el profesor Rallo

NOTA 12: Como afectan las criptomonedas en la declaración de la renta

NOTA 13: Startups y blockchain: de contratos inteligentes a criptomonedas

Un saludo.