Parece que lo común también lo tenemos en organizaciones que no persiguen el ánimo de lucro.

Vamos que garantizar un buena gestión con el aval necesario también es relevante en estas instituciones.

Enlace

 

NOTA 1: Real Decreto 1337/2005, de 11 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de fundaciones de competencia estatal