En cualquier ámbito en el que se utilice un lenguaje técnico existe siempre un debate entre la necesaria comprensión que debemos facilitar en el receptor y la imprescindible necesidad de precisión que exige la buena praxis del emisor. Dicho esto, y en la medida en que la sociedad nos está exigiendo un esfuerzo de simplificación que mejore la comunicación con los ciudadanos, la Agencia Tributaria lo recogió ya como uno de sus objetivos en la planificación estratégica de 2020-2023.

La Agencia se fijó como objetivo en dicho trienio el reforzamiento de su comunicación institucional como medio de facilitar su actividad y mejorar el cumplimiento de sus objetivos inmediatos (información y asistencia a los contribuyentes y lucha contra el fraude) y mediato (mejora del cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales), recogiéndose expresamente en la Adenda 2023 al Plan Estratégico que:

“La consecución de dichos objetivos pasa por la puesta en marcha de una serie de acciones e iniciativas estratégicas concretas, destacando, entre otras Introducción de medidas en favor de una simplificación del lenguaje utilizado en las comunicaciones y notificaciones de la Agencia Tributaria.”

El pasado 2 de noviembre de 2023 se anunció la puesta en marcha de ese compromiso para avanzar en la simplificación del lenguaje que utiliza la Agencia Tributaria en su relación con los contribuyentes.

En una decidida apuesta por facilitar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias en el Área de Recaudación (área caracterizada por la emisión de múltiples documentos relacionados con el pago fundamentalmente), se ha abordado una mejora y simplificación del contenido de algunos documentos desde aquí emitidos, de manera que estos sean más comprensibles y sencillos para sus destinatarios. En particular, se han simplificado las diligencias de embargo de sueldos, salarios y pensiones, así como las diligencias de créditos comerciales y/o arrendaticios.

Las actuaciones realizadas se han centrado en los siguientes pilares:

  1. Mejoras en los documentos. Se han elaborado los nuevos modelos de contenido y texto, tanto de las diligencias de embargo de sueldos, salarios y pensiones como de créditos comerciales y/o arrendaticios, con un lenguaje más claro y sencillo, accesible a todos los ciudadanos, destacando lo siguiente:Herramientas de ayuda. En segundo lugar, se ha creado en la Sede electrónica de la AEAT un asistente o herramienta denominada “Ayuda para contestar” las diligencias con el fin de resolver las dudas generales que pueda tener el usuario a la hora de indicar la respuesta correcta en los correspondientes documentos.
    • Se ha incorporado un resumen informativo de una página, con la información de los elementos básicos del documento.
    • Se han modificado el contenido y el texto de los documentos, con una nueva reestructuración del acto administrativo por apartados claramente diferenciados.
    • Y, por último, se han simplificado sustancialmente los anexos de los documentos, eliminando las instrucciones de cumplimentación y redactándolos con un lenguaje mucho más sencillo.
  2. Servicios de atención personalizada de asistencia. Por último, se ha creado un servicio de Información y Asistencia vía chat y vía telefónica, en este último caso mediante Cita Previa, para ayuda a la contestación de estos nuevos modelos de diligencias de embargo.

De este modo, a través de la mejora de los documentos anteriormente señalados y la creación de estas herramientas se pretende facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias y lograr una mayor simplicidad a la hora de efectuar el pago, con el fin de que todo ello redunde en una minoración significativa de los costes indirectos administrativos asociados al cumplimiento por parte de los ciudadanos y en un mayor ingreso voluntario.