Ya sabéis que me gusta tener claras pocas cosas. Y lo primero es el comienzo. Me hago el remolón. Que si un Negroni, que si el primer artículo en un grande. Pero aquí llega… ¿la meta.. o el comienzo?. Todo se andará.

Te quiero porque te miro…