La utilización del lenguaje me causa un profundo respeto cuando se trata de generar alarmas.

Parece que hemos descubierto que nuestro planeta está en peligro. Leo o igual lo he soñado, que lo mejor para desviar la atención de nuestra incompetencia para resolver problemas reales, es inventarnos otros y desviar la atención. Buscar culpables, realizar planes a larguísimo plazo, que, por supuesto, nadie va a comprobar.

En este artículo hay un resumen, bien explicado. Pero seguro que por las redes, o lecturas encontráis todo lo que queráis.

¿Qué sombrero te pones?