Nuevamente dan las gracias a SuperContable por el magnífico artículo. Y a ponernos las pilas.